Porque Marzo cuesta. Con ánimos nortinos, el buen guiso lleva zapallo, camote, papa, quínoa y charqui, como corresponde.

2-4 personas •  1 hora

  • 2 papas grandes, peladas
  • 1 camote peruano mediano, pelado
  • ¼ trozo de zapallo (150 gr aprox.) sin cáscara
  • ¼ taza quínoa, lavada
  • ½ cubo de caldo pollo o verduras (ó 500 cc de caldo casero)
  • 40 gr. de charqui, desmenuzado
  • 1 zanahoria
  • 1 vara de apio
  • ½ pimentón rojo
  • ½ cebolla mediana
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita ají de color o paprika
  • 1 taza de arvejas cocidas
  • cilantro fresco

Mete en una olla las papas, el camote y el zapallo, llénala con agua y ponla a calentar. Deja hervir hasta que estén lo suficientemente blandos como para hacerlos puré. El zapallo es el que menos tarda, luego el camote, y las papas son las que más se demoran.

Anda chequeando pinchándolos con un cuchillo y, a medida que vayan estando listos, sácalos del agua hirviendo con un cucharón, ponlos sobre un plato y déjalos reposar.

Por mientras, en un recipiente disuelve el caldo en ½ litro de agua hirviendo y déjalo a mano. Pon la quínoa en una olla chica, agrega la mitad del caldo y ponla a calentar a fuego bajo y con tapa.

Una vez que hierva, pon la olla sobre un tostador y deja cocer hasta que el caldo se haya absorbido por completo y los granos se hayan abierto, alrededor de 12 a 15 minutos. Cuando esté lista, apaga el fuego y déjala a mano.

Corta la zanahoria, el apio y el pimentón en cubitos chicos. Pica fina la cebolla y el ajo. En una procesadora ó 1-2-3, muele un poco el charqui, lo suficiente para que queden hebras cortas. Trata de no excederte para que no se haga polvo. Deja todo a mano.

Calienta una olla grande a fuego medio y echa dentro un buen chorro de aceite de oliva y una o dos cucharaditas de mantequilla. Una vez caliente, agrega la cebolla y unas pizcas de sal. Cuando empiece a soltar jugo agrega el ajo, el orégano y ají de color, sofríe por 3 minutos.

Luego agrega la zanahoria, el pimentón y el apio, incorpora bien con el sofrito y deja dorar por 5 minutos más, revolviendo siempre. Escápate un segundo, pon a calentar por 1 minuto el resto del caldo en el microondas y vuelve al sofrito.

Pasado el tiempo agrega el charqui e incorpora bien. Como es tan seco es normal que absorba todo el jugo del sofrito. Dora por 2 minutos y luego agrega el caldo caliente, de a poco.

Una vez que el caldo hierva agrega las papas, el camote y el zapallo, y con una prensa para papas empieza a triturarlos. Cuando estén hechos puré, agrega las arvejas cocidas e incorpora bien todo, usando la cuchara de palo con movimientos envolventes.

Sigue revolviendo, hasta que el charquicán este caliente. Prueba cómo está de sal y echa un poco más de ser necesario.

Apaga el fuego y reparte encima un puñado de cilantro fresco picado antes de servir.

Y con unos huevos fritos… a levitar.