Sansabor®

Zapallos rostizados, ricotta y rúcula

Cuando empieza el frío se hace difícil comer ensaladas. Pero si las hojas verdes pierden protagonismo y hace entrada triunfal el rey del otoño, la ensalada puede aportar ese calorcito interno que en esta época empezamos a necesitar. Pedazos de zapallo asados al horno, hojas de rúcula y lechuga, ricota, tomates secos y castañas de cajú.

4 personas • 1 hora

Prende el horno y déjalo calentar a temperatura alta (250ºC).

Corta la mitad del zapallo en tajadas de 2cm de espesor. Con un cuchillo chico sácale la cáscara a cada tajada.

Ponlas en un bol grande, echa 2 cucharadas de aceite de oliva, unas pizcas de sal gruesa, pimienta y la canela. Incorpora bien todo, de modo que el zapallo quede cubierto de aceite por todos lados.

Sobre una fuente para horno extiende un trozo de papel mantequilla. Coloca arriba las tajadas de zapallo, cuidando que no queden montadas entre sí. Reparte arriba el resto de aceite y aliños que quedó en bol.

Mete la fuente al horno y hornea por alrededor de 30 minutos, o hasta que el zapallo esté dorado y blando al pincharlo con un cuchillo.

Por mientras hidrata los tomates secos. Ponlos a remojar en un bol lleno con agua recién hervida.

Cuando el zapallo esté listo saca la fuente del horno y deja enfriar.

Una vez que esté a temperatura ambiente, levanta el papel mantequilla tomándolo con ambas manos en cada extremo, y ponlo sobre una fuente o una tabla grande.

Sobre el mismo papel, pon las hojas de lechuga y las hojas de rúcula, acomodándolas entre los trozos de zapallo.

Con una cuchara reparte arriba la ricota formando pompones.

Saca los tomates del remoje y pícalos en tiras delgadas. Repártelos encima de la ensalada.

Haz lo mismo con las castañas de cajú.

Para hacer el aliño echa dentro de una taza 2 cucharadas de aceite de oliva, el jugo de 1 ó 2 limones (dependiendo de si están jugosos o no), la salsa inglesa y unas pizcas de sal.

Bate bien con un tenedor para que el aceite se mezcle bien con el resto y la sal se disuelva. Reparte el aliño arriba de la ensalada o ponlo en un jarrito para que cada uno se eche.

Texto y fotos para www.vivanlasmujeres.cl

 

Salir de la versión móvil