Sansabor®

No hubo 29… ñoquis igual

Al horno, con zapallo, zanahoria, pimentón y parmesano

3-4 personas • 1 hora

Prende el horno a temperatura alta. Corta las rodajas de zanahoria por la mitad y échalas en un bowl junto a los cubos de zapallo. Echa un buen chorro de aceite de oliva, sal gruesa y pimienta, y mezcla bien. Mete al horno por unos 20 a 25 minutos, o hasta que el zapallo esté blando al pincharlo con un cuchillo. Saca del horno (no lo apagues) y deja reposar.

Calienta una olla grande con agua. Por mientras en una olla chica (ojalá con mango) calienta la mantequilla a fuego suave. Cuando esté derretida echa la harina y mezcla bien, con un tenedor o un batidor manual. Una vez uniforme la mezcla anda echando la leche de a poco, sin parar de revolver. Sigue calentando y revolviendo con una cuchara de palo por varios minutos más, hasta que la mezcla empiece a espesar. Agrega un poco de sal y pimienta. Apaga el fuego, deja reposar y siéntete bien porque aprendiste a hacer salsa blanca.

El agua de la olla debiera estar hirviendo. Separa los ñoquis que vengan pegados y échalos todos de una. Cuidado porque salpican. Cuece por poco más de un minuto, hasta que los primeros ñoquis empiecen a flotar. Cuélalos y ponlos en una fuente para horno. Mézclalos con el zapallo y la zanahoria, echa la salsa encima, el pimentón, luego el parmesano rallado y hornea por 15 a 20 minutos, o hasta que se dore la parte de arriba.

Sirve altiro, y con un poco de perejil fresco arriba.

Salir de la versión móvil