Sansabor®

De vuelta de la pega sin ideas para la comida?

Ñoquis rápidos de polenta.

2 personas • 45 minutos

Calienta en una olla mediana a fuego medio el agua y la leche. En un bowl chico ten a mano la polenta. Cuando el agua/leche esté a punto de hervir, baja el fuego, echa una cucharada de mantequilla o de aceite de oliva, sal y pimienta.

Con la cuchara de palo comienza revolver sostenidamente, y con la otra mano anda echando la polenta, muy de a poco. A modo de lluvia, le dicen. Cuando la hayas echado toda, sigue revolviendo y no pares hasta que la mezcla haya espesado, como un puré pegote. Se debiera ver el fondo de la olla cuando pasas la cuchara. Echa medio sobre de queso rallado, y mezcla bien. Apaga el fuego y echa la mezcla sobre una tabla que tenga un poco de harina, y aplánala, que quede como de 2cm de grosor.

Deja enfriar afuera. Prende el horno a temp alta. Cuando esté fría la polenta (pasados unos 15 minutos), córtala en cubos y haz una bola, pero así no más… no perfectita.

Reparte los ñoquis en dos pailas de greda o todo en una fuente de horno. Echa encima una rica salsa de tomates, 2 tazas aprox. Hornea por 15 minutos, o hasta que la salsa esté burbujeando y los ñoquis se hayan dorado un poco.

Salir de la versión móvil