Sansabor®

Quínoa negra

Fría, con frescas bondades de la estación; tomates, choclo y ají verde. Acompañan papas y camotes asados. No temer, puede ser con quínoa blanca también.

3-4 personas • 45 minutos

Lava bien la quínoa en un colador. Échala en una olla con 3 tazas de agua fría y ponla a calentar, a fuego alto y con la olla tapada. Cuando hierva, baja el fuego y deja cocer por unos 25 minutos, con la olla semi tapada. Cuando quede poca agua, revuélvela de tanto en tanto para que no se pegue.

Por mientras cuece el choclo en agua hirviendo, unos 5 minutos. Luego déjalo enfriar en agua fría. Pica el tomate y ají verde. Cuando la quínoa este cocida, osea blandita y sin agua, pásala a un recipiente para que se enfríe. Si encuentras que está cocida, pero aún le queda agua, no todo está perdido; sólo cuélala.

Corta el camote y la papa en rodajas gruesas, y luego cada una en 4. Cuécelas en agua hirviendo unos 10 minutos, o hasta que estén blandas pero no totalmente cocidas. Luego estílalas y ponlas en la lata del horno con aceite de oliva, sal y pimienta. Si quieres echa una hierba preferida. Hornea hasta que esté dorado.

Cuando las papas estén en el horno, la quínoa debiese estar fría. Mézclala con el tomate, ají verde, y el choclo desgranado. Agrega la ricotta, un poco de aceite de oliva, sal, pimienta y unos chorritos de vinagre. Usa un pocillo para amoldar y poner en cada plato. Sirve cuando las papas y el camote estén listaylor. Decora con un poco de mostaza y alcaparras, o lo que quieras. O nada.

Salir de la versión móvil