Huevo ranchero… desayuno poderoso; con beicon y salsa picante.

1 persona · 10 minutos

  • 1 ó 2 huevos
  • 2 tiras de tocino o panceta
  • tabasco o cualquier salsa picante

Pon a calentar un sartén chico a fuego lento. Pon, así sin nada más, las tiras de tocino estiradas sobre la superficie. De a poco comienzan a dorarse, a encogerse un poco y a soltar aceite. Calienta por unos 3 a 5 minutos hasta que queden más o menos crujientes. Sácalas y ponlas sobre toalla nova. No apagues el fuego del sartén.

Más bien súbelo un poco. El sartén debiera estar con suficiente aceite del tocino. Echa el huevo con cuidado y fríelo hasta que la clara esté cocida. Puedes mover suavemente ésta con la espátula y repartirla hacia los lados para que se cueza de manera pareja.

Pon en un plato el tocino, al medio el huevo y chorrea encima cuantas gotas quieras de salsa picante. Sirve ahorita.