Pollo guisado con habas al ajo. “Sobre su cama” de puré de papas.

2 personas • 60 minutos

  • 4 trutros de pollo, sin piel
  • ½ cebolla, picada
  • 1 taza de habas
  • 1 diente de ajo, picado
  • ½ taza de vino blanco

Si vas a usar habas a granel, échalas a cocer por no más de 3 minutos. Si vas a usar habas congeladas, remójalas un rato en agua caliente. Por mientas pica la cebolla bien fina. Cuando estén listas, pela una por una; pellizcando el hollejo para que se abra un poco, y luego apretándolas para que el interior salga. Terminado con todas, amontónalas sobre una tabla y pícalas.

En una olla chica derrite un poco de mantequilla y echa la cebolla, el ajo y las habas. Agrega sal y pimienta, dora un par de minutos y agrega el pollo. Déjalo dorar unos dos minutos por lado y luego agrega el vino blanco. Deja que hierva unos 5 minutos a fuego bajo, para que se evapore el alcohol. Después echa ½ taza de agua hirviendo, mezcla bien y deja cocinar por unos 45 minutos a olla tapada, pero dejando una rendija chica para que escape el vapor y no chorree.

Revisa de vez en cuando; lo líquido se va reduciendo, hasta quedar pastoso, pero no puedes dejar que se seque. En ese caso tendrías que echar un poco más de agua hirviendo, pero poco. Da vuelta los trutros cada cierto rato y prueba para ver cómo está de sal.

Cuando el pollo esté blando, apaga el fuego, pon cada trutro sobre una tabla y desmenúzalos. Devuelve todo el pollo a la olla y mezcla bien. Sirve altiro, sobre un puré de papas queda rico.