Experimentando con ingredientes de menores latitudes para un posible proyecto.

Ajíes naranjos asados, con prietas, queso de cabra y chuño

2 a 4 personas • 45 minutos

  • 4 ajíes naranjos, o verdes
  • 1 prieta
  • 1 taza de queso de cabra, rallado
  • 1 cucharada de chuño (harina de papa deshidratada)
  • 1 cucharada de mantequilla

Prende el horno. En una olla con agua hirviendo echa la prieta y déjala cocer 3 minutos para que bote el aceite. Luego sácala, ponla en un recipiente para horno y tápala con papel metálico. Hornea por 15 a 20 minutos a fuego medio, y revísala de vez en cuando, para que no se te queme.

Corta los ajíes por la mitad, despépalos y sácales la vena (parte blanca). Remójalos unos 10 minutos en aceite de oliva. Si llegaran a estar muy picantes, dejalos remojar unos 20 minutos más. Pon papel metálico en la lata del horno y encima los ajíes. Hornea unos 15 minutos, o hasta que estén blandos y empezando a dorarse.

Por mientras en un sartén a fuego medio, derrite la mantequilla. Luego agrega el chuño, mezcla bien y calienta hasta que la mezcla se ponga más oscura, entre 3 y 5 minutos. Agrega sal y pimienta.

Cuando los ajíes estén listos, sácalos y ponlos con el interior hacia arriba en una paila de greda, o una fuente chica para horno. Deja que se enfríen unos 5 minutos. Luego, hazle un corte a la prieta y con una cuchara saca el relleno, poniendo cada cucharada en la parte interior de los ajíes. Reparte el queso encima, tratando que éste quede sólo sobre los ajíes. Arriba de cada uno pon un poquito de la pasta de chuño.

Vuelve a meter al horno y calienta hasta que el queso se funda.

•••

Estofado de charqui con yuca y quínua

4 personas • 60 minutos

  • 1 paquete de charqui, desmenuzado
  • 1 bolsa de yuca congelada
  • ½ taza de quínua, lavada
  • ½ litro de caldo de verduras
  • 1 cebolla, corte pluma
  • ½ pimentón rojo, picado
  • 1 diente de ajo, picado fino
  • merquén
  • cilantro

Mantén el caldo caliente, en una olla sobre un tostador. En una olla grande a fuego medio dora la cebolla y el ajo en aceite de oliva, hasta que se ablande y suelte jugo. Agrega sal, pimienta y merquén. Luego echa el charqui desmenuzado y revuelve bien, durante unos 5 minutos, hasta que se tueste un poco.

El charqui al ser tan seco absorbe inmediatamente el jugo de la cebolla, por lo que cuando empiece a quemarse, agrega un cucharón de caldo. Sigue revolviendo, hasta que la mezcla se seque y vuelve a echar otro cucharón. Baja el fuego, echa adentro las yucas (que estén descongeladas) y tapa la olla.

Por mientras, echa a cocer la quínua en agua hirviendo unos 5 minutos. Cuando esté lista, cuélala y échala a la olla con el estofado. Agrega el pimentón y mezcla bien. Cuece por unos 20 minutos, revisando de tanto en tanto que la mezcla no se seque, agregando un cucharón de caldo cuando sea necesario.

Para servir, las yucas deben estar blandas, pero cuidando que no se hagan puré, y la mezcla debe estar jugosa, pero no como una sopa. Por eso prueba constantemente. Sirve bien caliente.

Si tienes olla de greda, después de echar la quínua, cuece el estofado en el horno, con tapa.

•••

Papayas rellenas

4 personas • 15 minutos

  • 4 papayas al jugo, enteras
  • 2 cucharadas de queso philadelphia
  • 2 cucharadas de crema
  • 6 galletas de mantequilla, bien molidas
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de mantequilla

En un sartén a fuego medio, derrite la mantequilla y agrega las galletas molidas. Dora hasta que se empiece a oscurecer, cuidando que no se queme. Transfiere a un recipiente y deja enfriar.

En una taza mezcla con energía, la crema, el queso y el azúcar, hasta que quede uniforme. Toma cada papaya con una mano y por el hueco que tienen mete una o dos cucharaditas de la mezcla. Par servir espolvorea encima la “tierra” de galletas.

Oh. Son como el sol y la tierra del desierto… que bonito.

• Si vas a imprimir estas recetas, hazlo en hojas que ya hayas usado por un lado.