Sansabor®

Camembert y lechuga

Corazones de lechuga para llorar el despecho por un fin de semana que abandona.

1 persona • 10 minutos

No te comas el camembert directo del refrigerador. De hecho no lo refirgeres, así madura y se potencian sus sabores.

Unta un poco de mostaza sobre cada mitad de lechuga, échales sal, pimienta y unas gotitas de vinagre o aceto balsámico.

Salir de la versión móvil